Tel: 646 67 79 48 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

Los niños y la muerte de un ser cercano

Los niños y la muerte de un ser cercano

Como especialistas en psicología infantil en Santiago de Compostela en esta ocasión queríamos plantar un tema sobre el que solemos recibir muchas consultas: ¿Cómo se les debe plantear a los niños el fallecimiento de un familiar cercano?

Lo primero que hay que dejar claro es que los más pequeños puedan entender sobre la muerte depende, en gran medida, de su edad, de sus experiencias vitales pero también de su personalidad. En cualquier caso, lo mejor que podemos hacer es ser honesto con ellos y responder a todas sus preguntas en un lenguaje que ellos puedan entender. Es importante, y en esto coincidimos todos los especialistas en psicología infantil en Santiago de Compostela que la relación con los hijos se base en un clima de plena confianza en la que el niño no sospeche jamás de que tratamos de ocultarle algunos aspectos de mayor o menor importancia.

Cuando los niños superan los 3 o 4 años de edad, su imagen de la realidad es bastante concreta, carente muchas veces de conceptos abstractos. En estos casos recurrir a la analogía de algo que “se estropea” y no se puede arreglar. Hay que procurar evitar eufemismos como que el fallecido "se ha dormido" o que "se ha marchado lejos".

Los niños, a los 5 o 6 años  empiezan comprender que la muerte es algo definitivo. A menudo pueden imaginar la muerte de manera personificada, como "el hombre del saco" o un esqueleto de Halloween. Lo mejor para que lo entiendan es darles explicaciones precisas, simples, claras y honestas sobre lo que ha ocurrido.

Una noticia de estas características puede hacer aparecer una sensación de tristeza acompañada de la pérdida de apetito o de trastornos en el sueño, ante manifestaciones similares ponte en contacto con Psique e Gaia.

haz clic para copiar mailmail copiado